Nutrición para la salud del hígado

contenido

  • Principios de la oferta para la hepatitis
  • Ejemplo de menú para el curso agudo de la enfermedad


  • Principios de la oferta para la hepatitis

    Nutrición para la salud del hígado La hepatitis aguda puede tener un origen infeccioso o tóxico alérgica. cambiar significativamente su función y metabolismo debido a la destrucción de las células del hígado.

    La alimentación terapéutica proporciona una mejora de la función hepática, normalizar el metabolismo, estimula los procesos regenerativos.

    Los alimentos deben ser ricos en proteínas (100-110 g) y lipotrópicos (colina, metionina).

    La preferencia es mejor dar aceites vegetales(Girasol, maíz, oliva, etc.), ya que han de ácido graso insaturado. A partir de grasas animales permitida la mantequilla y la grasa restante debe ser fuertemente limitado.

    Una dieta enriquecida en carbohidratos(Azúcar, miel, mermelada, etc.). Es igualmente importante tomar vitaminas (retinol, vitamina B) o comer alimentos que los contienen. Las vitaminas ayudan a restaurar la función del hígado.

    La cantidad de líquido no está restringido. Beber fruta, baya o de hortalizas, bebidas de fruta, mermelada, té ligero y dulce con mermelada o miel, caderas caldo.

    No: alcohol, chocolate, cacao, productos de pastelería, espinacas, carne grasa y pescado, sopas, carnes y pescados, caldo de hongos, crema grasa, alimentos fritos, carnes, conservas, encurtidos, conservas, comida picante y condimentos (vinagre, mostaza, cebolla ajo), helados y otros alimentos y bebidas frías.

    Comer es necesario 5-6 veces al día. Esto activa la excreción biliar, evita el estancamiento de la bilis en el hígado.



    Ejemplo de menú para el curso agudo de la enfermedad

    Dieta después de sentirse mejor

    Después de la mejora del bienestar puede ir a menos ahorradores de la dieta.

    Ejemplo de menú:

    Desayuno: soufflé de queso, al horno en crema agria, arroz con leche leche, té con leche, pan y mantequilla.

    Almuerzo: sopa de leche, rollos de col rellenas de carne hervida con aceite vegetal, jalea, jugo de manzana, pan de centeno.

    Merienda: té, pan y mantequilla.

    Cena: gachas de trigo sarraceno, té, pan y mantequilla.

    Por la noche: un vaso de kéfir.

    A lo largo de la tarifa de día: rancio pan blanco - 200 g de centeno pan duro - 200 g de mantequilla - 80 g de azúcar - 50 g

    Debido a la lenta recuperación del hígado, esta dieta debe seguirse durante 4-6 meses.

    Deja una respuesta